Ningún camino lleva a ninguna parte. Pero uno tiene corazón y el otro, no.
portada